Geomática

geomatica

PORTADA-LIBRO-SPB0220779-MAXEn esta sección encontrara información y noticias relacionadas al tema, también sobre notas del espacio, tecnológicas.

Libro de Geomática:

Mundo al instante

Santiago Triana, el colombiano que busca mayor precisión en los GPS

 

Los incómodos mapas de papel y las brújulas parecen cosa del pasado, y fueron reemplazados por herramientas digitales fáciles de utilizar, en el teléfono, y con una alta precisión.

Estas permiten desde pedir comida a domicilio, saber la hora exacta de llegada de la orden y rastrear a la persona que nos la entregará, hasta conocer la mejor ruta para desplazarnos en las ciudades evadiendo los trancones y movernos libremente por lugares desconocidos. No se quedan por fuera las aplicaciones para buscar aventuras amorosas en el mismo vecindario.

Lo anterior es posible gracias al Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés), que funciona a través de una red de satélites que orbitan la Tierra y que son capaces de determinar, por medio de la emisión de ondas de radio, la ubicación de sus receptores en la superficie del planeta. El mecanismo se basa en un proceso denominado trilateración, que consiste en ubicar, a partir de la señal que emiten 2 o más satélites, un punto en la Tierra, con un margen de error de solo unos cuantos metros.

Aunque esta precisión parece asombrosa, un científico colombiano, junto con su equipo del Real Observatorio de Bélgica, está empeñado en mejorarla para que, incluso, el GPS sea capaz de determinar la ubicación de los objetos en la Tierra con una exactitud de centímetros; todo, a partir del estudio de los movimientos de nuestro planeta en el espacio.

“Con el GPS actual, si el receptor no tiene un mapa digital, no sabe dónde está, porque el sistema no proporciona las coordenadas terrestres. Lo que mide es dónde está uno en el espacio, y para esto los satélites deben ubicar a la Tierra, lo que representa un esfuerzo tecnológico mayor”, explica Triana, Ph. D. en física de la Universidad de Maryland (EE. UU).

A lo que se refiere el investigador es a que si bien los satélites pueden saber dónde está nuestro planeta, no son capaces de predecir las pequeñas fluctuaciones que este tiene en sus distintos movimientos.

(También: Europa lanza su propio sistema de navegación)

“Además de la traslación (alrededor del Sol) y de la rotación (sobre su propio eje), la Tierra tiene otros dos movimientos, conocidos como nutación y precesión, muy similares a los de los trompos que modifican el eje de la Tierra y la duración del día, que varía en milisegundos a través de los meses o de los años. Todo esto tiene un impacto en nuestros sistemas de localización”, agrega.

Una forma de solucionar este inconveniente sería instalando un receptor fijo en la Tierra para utilizarlo como referencia (como una antena, por ejemplo). Pero no sería conveniente porque las mareas y los desplazamientos en las placas tectónicas lo moverían. “No se podría garantizar que ese punto representa el movimiento general de la Tierra”, dice Triana, y agrega que la mejor alternativa para este objetivo es tener un modelo matemático.

Para lograrlo, este bogotano piensa aplicar su conocimiento sobre el núcleo de la Tierra, intentando establecer una conexión entre el movimiento de este fluido (el núcleo está compuesto por un centro de hierro fundido) con las variaciones del eje de rotación de la misma Tierra.

Entonces, hace una analogía entre la Tierra y un huevo: “Un huevo cocinado gira de forma diferente que uno crudo. El planeta es más como el segundo, porque el núcleo es líquido y esto interfiere drásticamente en el movimiento, y cambia la orientación de nuestro eje de rotación, pero aún no lo desciframos completamente”, reconoce, intentando poner un ejemplo didáctico a un tema complejo.

Para saber exactamente cómo está orientada la dirección del eje, él y su equipo utilizan como referencia a galaxias muy lejanas llamadas ‘cuásares’. “Desde nuestro punto de vista, las vemos como si se movieran en conjunto alrededor de la Tierra y, de esta manera, determinamos nuestra ubicación en el espacio; posteriormente, si podemos conocer las frecuencias de las nutaciones, esperamos establecer mejor las propiedades del fluido del núcleo y la manera como este afecta el movimiento de la Tierra, algo fundamental para disminuir los errores en nuestros sistemas de GPS”.

Triana asegura que la aplicación práctica de su estudio estaría lista dentro de unos 10 o 15 años y señala que el modelo también serviría para mejorar los instrumentos de navegación en futuros viajes espaciales. “Si más adelante queremos enviar sondas o misiones tripuladas hasta otros planetas, necesitamos saber cómo ellos se están moviendo. Y la mejor forma de hacerlo es a partir de las sondas que giran en torno de ellos. Esas señales llegan a la Tierra, pero si no sabemos dónde está nuestro planeta y cómo se mueve, entonces los errores se acumulan, con consecuencias graves. Esto es algo que pensamos contrarrestar”, apunta.

Interesado en el núcleo terrestre

Santiago Triana nació en Bogotá y se graduó de Física en la Universidad Nacional. Posteriormente hizo un doctorado en la misma disciplina en la Universidad de Maryland (EE. UU.).

Su investigación consistió en un osado experimento de nueve años que simulaba el comportamiento del núcleo terrestre a partir de una esfera de acero de tres metros de diámetro con sodio líquido en su interior, el cual representó un reto científico mayor por las características explosivas y corrosivas de este elemento.

NICOLÁS BUSTAMANTE
Redacción Vida / Ciencia


http://www.eltiempo.com
Lunes 13 de Marzo del 2017
>

El increíble plan de la NASA para transformar a Marte en un planeta habitable para los seres humanos

SSus propios creadores reconocen que se trata de una estrategia que puede parecer de ciencia ficción, pero aseguran que es viable. Científicos de la NASA, la agencia espacial de EE.UU., aseguran que Marte podría ser habitable si se crea artificialmente algo que la Tierra ya posee: un campo magnético protector.

Este escudo es fundamental para evitar el impacto de la radiación y los potentes vientos solares.

Y podría generarse un campo similar en torno del planeta rojo, según investigadores de la División de Ciencia Planetaria de la NASA (PSD, por sus siglas en inglés).

La propuesta fue presentada recientemente en taller Visiones para la Ciencia Planetaria 2050, Planetary Science Vision 2050 Workshop, de la agencia espacial estadounidense.

El Marte del pasado

 

La NASA busca convertir a Marte en un planeta habitable
La NASA busca convertir a Marte en un planeta habitable. Foto: BBC Mundo

Marte es actualmente un mundo dominado por extremos.

La falta de atmósfera hace que la temperatura pueda pasar de 20 grados diurnos a 80 grados bajo cero durante la noche.

Pero el planeta rojo fue muy diferente en el pasado.

Datos de las misiones MAVEN de la NASA y Mars Express de la Agencia Espacial Europea sugieren que Marte un campo magnético natural.

Pero éste desapareció hace unos 4.200 millones de años y, como consecuencia, la atmósfera marciana desapareció progresivamente durante los siguientes 500 años.

Lo que los investigadores se proponen, entonces, es recuperar mediante tecnología de punta al Marte del pasado, con su atmósfera, mayor temperatura y parte de sus antiguos océanos.

Campo magnético

La NASA busca convertir a Marte en un planeta habitable
La NASA busca convertir a Marte en un planeta habitable. Foto: BBC Mundo
 

"En el futuro es bastante posible que se pueda generar un campo magnético de 1 o 2 Teslas contra los vientos solares", aseguró Jim Green, de la división de ciencia planetaria de la NASA.

Green y sus colegas proponen colocar un dipolo magnético a modo de satélite para que acompañe al planeta en su órbita, protegiéndolo.

Un dipolo es un elemento puntual que produce un campo magnético dipolar (dos polos magnéticos opuestos).

Green asegura que ya se han creado magnetósferas artificiales en miniatura para proteger a las tripulaciones de naves espaciales.

Los investigadores de la NASA realizaron simulaciones según las cuales un campo magnético ubicado en el llamado punto de Lagrange L1 sería suficiente para incrementar el grosor de la atmósfera y la temperatura en 4 grados centígrados.

Los puntos de Lagrange o puntos L son las posiciones en un sistema orbital donde un objeto puede estar estacionario respecto a objetos más grandes.

Colonia humana

La magnetósfera artificial podría desviar los vientos solares al igual que un campo magnético natural.

El aumento de temperatura a su vez podría derretir el dióxido de carbono en el polo norte del planeta.

Y ello crearía un infecto invernadero que aumentaría aún más la temperatura hasta llegar a condiciones compatibles con la presencia de agua líquida.

"Una atmósfera marciana con mayor temperatura y presión permitiría suficiente agua líquida en la superficie como para mejorar la exploración humana durante la década de 2040", asegura Green.

El escudo magnético facilitaría la llegada de misiones al planeta rojo. La NASA divulgó en 2015 su plan Journey to Mars o Viaje a Marte, en el que prevé la existencia de una colonia humana en el planeta rojo para la década de 2030.

Para Green, si se crea un campo magnético artificial, "las nuevas condiciones en Marte permitirían a investigadores y exploradores estudiar el planeta en mucho más detalle".

"Y si se logra esto . la colonización de Marte no estará muy lejana".

 

 


http://www.lanacion.com.ar
Lunes 13 de Marzo del 2017

¿Hemos detectado el sistema que impulsa a las naves alienígenas?

ra

Los Fast Radio Burst (FRBs o destellos rápidos de radio) están entre las señales más misteriosas de todo el Universo. Se trata de fenómenos astrofísicos de muy alta energía, que se manifiestan como brevísimos pulsos de radio, de apenas unos pocos milisegundos de duración pero increíblemente brillantes y cuyo origen se encuentra fuera de nuestra propia galaxia. Ahora, un equipo de investigadores se pregunta si esos destellos podrían estar siendo emitidos por civilizaciones extraterrestres.

En un artículo recién aparecido en arxiv.org, Manasvi Lingam y Abraham Loeb, dos astrofísicos del centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, exploran la posibilidad de que los FRBs estén siendo causados por la actividad de civilizaciones extragalácticas. "Nuestros análisis -reza el artículo- muestran que los haces utilizados para impulsar grandes velas espaciales podrían producir parámetros que son consistentes con los FRBs". En otras palabras, los breves e intensos destellos percibidos desde la Tierra podrían deberse a una tecnología alienígena avanzada. Y, en concreto, podría tratarse de "fugas" de gigantescos transmisores (de tamaño planetario) con los que esas civilizaciones impulsan sondas interestelares en sus viajes a través de galaxias lejanas.

Recordemos que un sistema muy parecido ha sido propuesto aquí, en la Tierra, por un equipo de científicos en el que se encuentra Stephen Hawking(Proyecto Starshot), para enviar una flotilla de minúsculas naves a vela impulsadas por laser a la estrella Próxima Centauri. Las mininaves podrían alcanzar de esta forma una velocidad del 20% de la de la luz.

 

"Dada su corta duración y la gran distancia de la que proceden -explica Loeb- Los FRBs son mucho más brillantes de lo que deberían, y no hemos conseguido hasta ahora identificar una posible fuente natural que resulte fiable. Por eso merece la pena considerar, y verificar, un posible origen artificial".

Los primeros destellos rápidos de radio se descubrieron en 2007, y hasta ahora el número de FRBs detectados por grandes telescopios como el Observatorio Parkes, en Australia, o el de Arecibo, en Puerto Rico, no llega a las dos docenas. Sin embargo, se sabe que proceden de galaxias muy distantes, a miles de millones de años luz de nuestra Vía Láctea.

DOS VECES MAYOR QUE LA TIERRA

En su estudio, Loeb y Lingam examinan si sería factible construir un transmisor de radio lo suficientemente potente como para ser detectado a una distancia tan inmensa. Y han encontrado que, si el transmisor estuviera alimentado por energía solar, la luz del sol que iluminara un artefacto dos veces mayor que la Tierra sería suficiente para generar la energía necesaria. Por supuesto, un proyecto de construcción de esa envergadura está muy lejos de nuestras capacidades tecnológicas, aunque resultaría posible según las leyes de la física.

Los investigadores consideraron también si un transmisor así sería viabledesde el punto de vista de la ingeniería, o si las enormes cantidades de energía involucradas teminarían por fundir cualquier estructura subyacente. Y una vez más, hallaron que un dispositivo con un tamaño de dos veces el de la Tierra podría soportar el calor su estuviera debidamente refrigerado por agua.

La siguiente pregunta que se hicieron Loeb y Lingam fue la siguiente: ¿Para qué querría alguien construir algo así? Y llegaron a la conclusión de que el uso más plausible de tal poder sería el de impulsar velas ligeras interestelares. De hecho, la cantidad de energía involucrada sería suficiente para impulsar de forma eficiente una carga útil de un millón de toneladas, lo que equivale a veinte veces el peso de los mayores buques de crucero existentes en la Tierra. Baste pensar que la Estación Espacial Internacional (ISS), apenas pesa 420 toneladas...

"Ese tamaño -asegura Lingam- es lo suficientemente grande como para transportar pasajeros a través de distancias interestelares, o inclusointergalácticas":

Para dar energía a las velas, el transmisor debería ser capaz de enfocar continuamente un haz sobre ellas. Algo que, desde la Tierra, sería percibido como un breve destello, ya que tanto la vela, como su planeta, estrella y galaxia anfitriona se están moviendo en relación con nosotros. El rayo emisorestaría barriendo el cielo continuamente para realizar su trabajo y solo apuntaría en nuestra dirección durante un breve instante. Por eso, las apariciones repetidas del haz que hemos observado no pueden ser explicadas por eventos catastróficos de origen natural, pero sí si consideramos su posible origen artificial.

Por supuesto, Loeb admite que su trabajo es una simple especulación, y cuándo se le pregunta si realmente cree que los FRBs se deben a los aliens, responde que "En ciencia, no es una cuestión de creencias, sino de evidencias. Decidir antes de tiempo lo que es probable no hace más que limitar las posibilidades. Por eso vale la pena sembrar nuevas ideas, y dejar que sean los datos los que juzguen".

Es decir, que por el momento no hay extraterrestres confirmados, ya que el estudio no es más que una forma de explicar algo que hasta el momento ha escapado a nuestra comprensión. En la investigación, de hecho, no se dice en ningún momento que nadie haya demostrado que alguna civilización alienígena sea la responsable de los FRBs, sino que adopta ese hipotético escenario como punto de partida y, a partir de ahí, se desarrolla la cuestión para averiguar si ese escenario es congruente con lo que estamos observando.

El resto dependerá de que en el futuro podamos encontrar y demostrar otros posibles orígenes para los misteriosos FRBs. Hasta entonces, todas las teorías son válidas.


http://www.elmundo.es
Lunes 13 de Marzo del 2017
 
 

La NASA muestra la primera imagen real de la estrella que alberga las '7 Tierras'

Parece un mosaico con cuadrados blancos, negros y grises, pero esta imagen, procedente del espacio profundo, muestra la luz emitida por un astro situado a 40 años luz: TRAPPIST-1, la estrella enana roja en torno a la cual orbitan siete planetas con algunas características parecidas al nuestro. Los famosos exoplanetas cuya existencia anunció la NASA el pasado 22 de febrero y de cuyo hallazgo hasta ahora sólo habíamos visto recreaciones artísticas.

Ha sido captada por el telescopio espacial Kepler y es la primera imagen real que vemos del sistema solar de TRAPPIST-1, situado a 40 años luz de nosotros, desde que se anunció el descubrimiento de exoplanetas que alberga.

Los científicos no detectaron estos siete exoplanetas de forma directa, sino a través de los pequeños eclipses que causan cuando pasan delante de la estrella. Es decir, durante su órbita, cuando un planeta pasa delante de su astro, disminuye el brillo de éste, momento que es detectado por los telescopios que apuntan a ese astro. Esta técnica se denomina de tránsito.

Según ha explicado la NASA en un comunicado, la animación que han ofrecido esta semana muestra la cantidad de luz detectada por cada píxel en una pequeña sección de la cámara que lleva el telescopio KeplerLa luz procedente de la estrella TRAPPIST-1 es la que aparece en el centro de la imagen.

Un mosaico compuesto por 60 fotos

Entre el 15 de diciembre de 2016 y el pasado 4 de marzo, Kepler observó la estrella TRAPPIST-1 durante 74 días. Esta animación, en concreto, recoge 60 fotografías tomadas por la cámara el 22 de febrero. Durante una hora, tomó 60 imágenes, una por minuto.

De momento, en el archivo de exoplanetas o mundos fuera del Sistema Solar hay más de 3.450 objetos y su descubrimiento avanza a buen ritmo. Los hay con tamaños y características muy diversas, y el objetivo principal es llegar a encontrar un planeta que pueda ser considerado gemelo de la Tierra.

TRAPPIST-1 es una estrella ultrafría y es mucho más pequeña que nuestro sol. Este tipo de astros son los más comunes, pues representan aproximadamente el 75% de la estrellas que hay en nuestra galaxia.

Los científicos creen que los siete exoplanetas del sistema de TRAPPIST-1 podrían albergar agua líquida y tener temperaturas moderadas debido a la distancia a la que se encuentran de su estrella. Sin embargo, a los astrofísicos les gustaría encontrar un mundo que, además de que pueda tener agua líquida, orbite a un astro como el Sol pues creen que las superficies de los siete exoplanetas de TRAPPIST-1 podrían estar sometidos también a altísima radiación.


http://www.elmundo.es
Lunes 13 de Marzo del 2017

3D GIS in China

Chongqing Survey Institute Realised What Many Still Dream Of

 

Since 1998, the Chongqing Survey Institute (CSI) has been managing the 3D geoinformation database, including terrain, buildings, underground pipelines, geology and underground buildings, of the megapolis of 30 million people. For the commercial market, CSI’s 3D Mobile group focuses on combining the indoor and outdoor environment with e-commerce systems. Meanwhile, its BIM and GIS Integration group concentrates on three fields: geological survey, construction sector and municipal administration.

(By Frédérique Coumans, contributing editor, GIM International)

Chongqing is a city of unique topographical and landscape features. It is built on mountains and partially surrounded by the Yangtze and Jialing rivers, making mapping the city a big challenge for the Chongqing Survey Institute (CSI). Capturing the terrain in three dimensions is, due to the topographic features, an immediate plus. By integrating ground and underground 3D geoinformation, the 3D database of Chongqing is widely used in the fields of urban planning, utility management, construction simulation, emergency response, etc. CSI has been honoured as an advanced city survey unit in China several times. There are tens of millions of objects in the database, which currently covers spatial objects of 82,000km2, including both above-ground and underground structures, roads, terrain and (underground) pipe networks. Chongqing is changing at an annual rate of approximately 5%, mainly because of the development of new urban areas. There are about 30 employees responsible for the maintenance of the 3D geodatabase. “For pipeline data this is automated with rule-based workflows, but other 3D data still requires manual modelling,” explains Ms Mei Xue, vice chief engineer of CSI and also in charge of the Geo-Information department. “According to the local regulations, when a building or a civil project is completed, the 3D model needs to be input into the database. So far we’ve been updating the database on a monthly basis.”

NOT ONLY FOR VISUALISATION

The Chongqing 3D models are highly informative models; one can take coordinates from the 3D objects, other attributes and hyperlinks for further information, etc. Therefore the 3D models with different levels of detail – from topographic sources to civil & infrastructure engineering and AEC – are not only for visualisation purposes, but are also widely used in environmental simulation and decision-making. They facilitate many changes. For instance, the rule-based 3D engine provides real-time adjustment, 3D simulation and assessment for the planning and design schemes. These are new but very effective technological tools for the workflow planners, according to Ms Xue: “The 3D engine can also be applied in ‘intensive’ city management when connected with information about enterprises, population and real estate.”

CSI maintains a leading position at national level in the aspects of key 3D city simulation and 3D modelling technologies, mass multi-source data integration, and so on. A total of 66 software programs with independent copyright have been developed and 29 national patents were acquired which brought notable economic profit and social benefit. “With the rapid development of 3D geodata acquisition techniques, the biggest challenge is no longer the timely generation of urban data. Rather, it is in relation to how so much information can be exploited and integrated successfully into contemporary spatial planning and management. And we have to solve the redundancy and inconsistency issues when modelling data from different sources,” Mei Xue adds.

The promising 3D technology makes ever-more demands on the capabilities of the institute’s staff. They are focused on the cultivation of cross-functional skills and teams in software engineering, surveying and mapping, geology and law. Furthermore, there is a growing need for engineers who are keen to become experts in big data modelling and data mining. The role of a surveyor is changing, of course. “With the modernisation of surveying and mapping technology and equipment, many surveyors now need to work indoors as well – some of them are in charge of research & development tasks.” There are 914 surveyors at the institute, 587 of whom work outdoors.

USER BENEFITS

Elsewhere, most 3D tools have to be used with 2D GIS and then visualised in a 3D environment (draping attributes over surfaces, so in effect 2.5D). That is not the case in Chongqing. The special topography of Chongqing makes it very difficult to demonstrate the complex topographic and landscape characteristics through 2.5D maps. Therefore, Ms Xue and her team use the concept of micro-topography to conduct 3D modelling based on the comprehensive utilisation of procedure modelling, building information modelling (BIM), Max modelling and oblique imagery modelling. “We’ve also developed our own software platform for the integration, management, dissemination and application of data. This platform supports the 3D analysis on matters such as landforms and sunlight. However, professional analysis software is still needed in terms of the complex environmental simulation analysis – noise, atmosphere, dewatering, etc.”

The establishment of the 3D database requires vast investment in data collection, update and maintenance management. However, the vice chief engineer does not give any numbers, not even on the plus side (describing them only as “very remarkable benefits”). When asked about the applications of 3D GIS which deliver the greatest user benefits in Chongqing, she answers: “I’d say the 3D civil design application and the 3D urban planning review application. These two applications are widely used by both the public and private sector in Chongqing. In the planning and design field alone, the 3D database has created enormous economic benefits. For example, thanks to our high-performance and very up-to-date database, we can provide new kinds of 3D survey and design services with greatly improved competitiveness on the commercial market.”

E-COMMERCE

For the commercial market, the institute’s 3D Mobile group focuses on combining the indoor and outdoor environment with e-commerce systems. Citizens can view the restaurants and shops, search the racks of clothes in real time, view the price tags and use their mobile devices to make purchases. The 3D environment of the shops is captured by the Chongqing Survey Institute, and the retailers themselves can update the information about their merchandise on the platform. The institute has set up an internet-based operation platform and – equally importantly – has established good cooperative relationships with the local commercial enterprises who also sell via e-services. That required new marketing expertise. The main technological challenge for CSI in combining the indoor and outdoor environment with e-commerce systems is the real-time image mosaic and fusion technique. Due to the frequently changing indoor environment – and in particular the displayed goods – the store owners need a convenient and efficient way to automatically match and correct the real-time images of their brick-and-mortar shops and update commodity information after the indoor photos are uploaded.

BIM

Nowadays integrating 3D data with different semantics, especially BIM and GIS, is one of the biggest challenges in the 3D domain. CSI’s BIM and GIS Integration group is addressing the integration issue in both the architecture and civil fields. The team has also developed software to integrate and simulate the BIM models of buildings, roads, bridges and parcels in the 3D GIS environment. According to CityGML’s level of detail (LOD) concept, most of the 3D models are at LOD2-3, while a small number of core areas reach LOD4 due to the integration with BIM data. The accuracy of data is consistent with the 1:500 topographic maps. Mei Xue: “In my opinion, what matters most in the integration with BIM data is the semantic divergence and difference rather than the accuracy of data. Interoperability is the keyword of GIS-BIM integration for which cross-functional knowledge, experience and communication are crucial.” At present, a team of 20 has been set up to conduct technical research into the integration of BIM and GIS, primarily comprising three fields: geological survey, construction and municipal administration. With the professional BIM technical engineers and software research & development employees in each sector, CSI has completed several pilot projects in all three fields. “The economic value of these pilots, however, is yet to be examined through market projects,” states Ms Xue, indicating one of her plans for 2017. Another plan is to provide spatial data for the construction of smart cities. “This year we hope that more BIM models can be integrated in the 3D database for the pilot applications of smart city. Another important goal is to provide BIM engineers with better GIS tools. In the field of civil design, the designed roads and pipelines need to be integrated into the geographical environment. But today’s BIM software is not very well suited to cope with the high volume of 3D geodata about the area in which the new constructions are planned. We will provide a cloud-based 3D platform to our BIM engineers. By uploading the proposals to the cloud, they can simulate the proposals in a 3D geospatial environment and assess the environmental impact.”

CSI

Established in 1950, the Chongqing Survey Institute (CSI) is one of the oldest urban surveying institutes in China. The institute is part of the Chongqing Municipal Planning Bureau. The amount of public funding each year depends on specific programmes. Most of them are basic survey programmes, e.g. to produce and update 1:5,000 DLG (digital line graphs), DEM (digital elevation models) and DOM (digital orthophoto models) data. By far the largest part of the institute’s income comes from commercial activities, such as geology surveys, GIS software development, civil programme design and engineering surveys. CSI employs over 1,000 multi-disciplinary staff, including six women in high management positions (out of 67). The average age of the employees is 35.

Chongqing is a mega-city – or sub-province – in southwest China and one of four municipalities directly controlled by the central government (as are Beijing and Shanghai). Chongqing is a rapidly urbanising area of more than 82,000kmand it has a population of nearly 31 million people.


http://www.gim-international.es
Jueves 09 de Marzo del 2017

Colombia

Calle 51 No 5 - 56 Chapinero 
Nuevo +57 1 288 02 03
 +57 1 338 1226
  Bogota Colombia
ventas@topoequipos.com

Panamá

  Av Balboa, Edificio Plaza 
  (507) 263 3087
  (507) 263 3724
  panama@topoequipos.com

Perú

Av. Aramburu No 920 OF 202 
  San Isidro
  (511) 421-6165/222-6102
 
992724084 / 992722730
peru@topoequipos.com